Así fui estafado en una bolsa de empleo en linea

 

estafa laboral en bolsa de trabajo

Así fui estafado en un sitio web de bolsa de empleo cuando trataba de buscar un trabajo estable en la nueva normalidad.

 

En esta época del corovirus (covid 19) existen muchas personas desempleadas y otras tantas más que están siendo despedidas. Siguiendo las respectivas medidas, no es aconsejable ir a un sitio de búsqueda de empleo de forma física. Así que haciendo uso a la nueva modalidad de utilizar los servicios digitales la mejor forma es utilizar bolsas de trabajo en línea.

 

Luego de haberme creado cuentas en varias bolsas de empleo. Una mañana llego a mi correo una oferta a un trabajo que me llamo la atención. Era en mi ciudad, el empleo era lo que estaba buscando, no pedían exagerados requisito, el sueldo era un poco más elevando de lo habitual (no sé porqué no me percate de este indicador).

 

Creyendo estar ante una buena propuesta de trabajo para mí. Ingrese a la página de la bolsa de empleo, busque el trabajo y aplique al empleo. Al día siguiente ya tenía un nuevo correo en mi bandeja de entrada de una supuesta empresa contactándose conmigo. Hay que aclarar que casi siempre cuando te das de alta en un empleo ten por seguro que el contacto no será al instante sino deberán evaluar y tras varios días te contactarán para conocer más de ti.

 

email con que fui estafado en bolsa de empleo
email con que fui estafado en bolsa de empleo

 

Ingresé a la bolsa de empleo buscado el trabajo al cual había sido aceptado para recordar los requisitos solicitados. Cuando lo encontré ya no había ningún requisito, como si lo hubieran borrado. Confundido pensé que al estar en otra etapa del reclutamiento habían dado de baja la solicitud para continuar solo con los candidatos adecuados.

 

Estaba sorprendido que hubiera sido rápido el contacto:

 

El correo llegó con un formulario (bastante decente) que tenía que llenar con información personal, muy similar a los formularios de solicitud de trabajo cuando uno tiene una entrevista (muy común que hagan eso).

 

Solicitud de empleo de la estafa en la bolsa de trabajo
Solicitud de empleo de la estafa

 

 

Según mencionaban, la contratación seria inmediata y necesitaban información para poder agilizar los trámites. La parte que tuve duda fue que pedían un certificado “SOCIO-ECONOMICO” abalado por un abogado. Se me hizo un poco raro, pero al mencionar abogados creí que tal vez si era formal.

 

¿Ustedes se dieron cuenta que en el correo mencionaban que si uno no tenía un abogado para ese trámite ellos podían referir a uno? Y claro, en ese instante lo que deseas es agilizar los trámites, así que acepte su propuesta y les pedí el correo de su abogado.

 

Email de la empresa estafadora en la bolsa de empleo

 

Le escribí al supuesto abogado pidiendo información sobre el precio y los requisitos que necesitaba. A los quince minutos ya tenía un correo electrónico del abogado con la información y el costo por hacer el trámite. Incluía un archivo y mencionaba que había que hacer el depósito antes de continuar con el trámite. El costo por hacer ese trámite rondaba los $20USD, no lo vi costoso y le dije que aceptaba el trato.

 

Esto era lo que decía el borrador de la carta en la estafa laboral:

 

 

email del abogado estafador de la bolsa de trabajo

 

 

Le pedí un borrador del documento que tenía que llenar. Volvió a mandar el archivo adjunto que había mandado en el primero correo. En ese borrador que envió, decía que el titular (yo), autorizaba el uso de información personal con respecto a las leyes del país para que el supuesto abogado pudiera utilizarlo.

 

En mi poca experiencia con trámites de abogados y la plataforma virtual, yo por ejemplo: tenia noción que cuando se hace un traspaso vehicular solo un abogado podía hacer ese trámite utilizando la plataforma virtual de la SAT. Pequé de ingenuo creyendo que ese estudio socio-economico era similar y solo el abogado podía realizar ese trámite. Así que por esa razón fui estafado en la bolsa de empleo.

 

Luego de esa justificación, prosigo con mi historia.

 

Para cuando estaba con el intercambio de correos mire el reloj que ya era tarde, los bancos se encontraban cerrados y no contaba con una plataforma virtual para hacer la transacción. Así que pensaba hacer el depósito al día siguiente en la mañana.

 

Confiado llene el borrador que él había enviado y lo firmé para escanearlo y tenerlo listo para el otro día. Pero antes de eso mi papá pidió verlo para revisar que tanto requisito querían. Me hizo la observación que su nombre no estaba completo y no tenía ante puesta la palabra “ABOGADO”. Mencionando que un documento legal no puede ir de esa manera, sino, estaría cediéndole mi información personal a cualquier persona con ese nombre, no importando que no fuera abogado.

 

email del supuesto abogado que quería estafarme en la bolsa de empleo

 

Tuve duda sobre el origen del abogado

 

En ese momento me entro la duda de que fuera estafado en la bolsa de empleo, recordé que en la bolsa de empleo ya habían borrado los requisitos para el puesto, tampoco había un número de colegiado en el borrador (número de registro profesional que abala que es abogado), así que fui a buscar en Google si existía tal abogado con ese nombre, pero no encontré nada de información.

 

Busque por el nombre del buffete (supuesta firma de abogado) que aparecía en su logotipo pero tampoco encontré nada de información. Excepto que encontré nombres parecidos pero eran en otros países.

 

Para este momento cada vez tenía más duda sobre la existencia real del supuesto abogado. Pero no estaba del todo seguro ya que muchas personas de esa profesión no cuentan con información en páginas web, sino siguen utilizando publicidad tradicional de voz en voz, o por la ubicación de su despacho en un lugar céntrico. (Así que si tus eres de esos, aquí podemos crear tu sito web para que tengas más credibilidad).

 

 

Usando ingeniería social para encortar a los estafadores

 

Prosiguiendo mi búsqueda decidí buscar por el número de cuenta de banco que me había dado para hacer el depósito. Y vaya sorpresa, si encontré el número de cuenta. Ingresé a la página y era un modulo de denuncias de estafas en una bolsa de empleo.

 

Empecé a leer las denuncias y coincidían exactamente con la información que recibí en los correos. Y vaya que si eran bastantes denuncias. Todos los comentarios coincidían con el nombre del supuesto abogado y el número de banco. Incluso habían denuncias muy similares pero con el nombre diferente y el numero de banco distinto aunque con la misma modalidad de estafa.

 

Enojado dejé mi comentario y escribí a soporte técnico que fui estafado en la bolsa de empleo donde encontré los comentarios. Inmediatamente los de soporte se comunicaron conmigo pidiendo screenshots de la candidatura del trabajo. Lo cual realice y mandé. Pero había una pequeña confusión, la plataforma que yo había usado para ingresar a la candidatura era distinta a la que tenia la denuncia. Comprendí entonces que la estafa estaba en varias bolsas de empleo y con diferentes candidaturas de trabajo.

 

 

Revisando los metadatos en archivos que enviaron los estafadores

 

La única pista que tenía eran los correos electrónicos, el email de la supuesta empresa que quería contratar mis servicios junto con un archivo de Word y el otro email con la información del abogado y otro archivo de Word con un borrador de una carta para darle permiso de uso a mi información personal.

 

Teniendo esos dos archivos de Word procedí a buscar en los metadatos información. En el archivo que había enviado la empresa no encontré mucha información, solo el sistema operativo usado, el nombre del host, entre otra información insustancial.

 

En el archivo que había enviado el supuesto abogado encontré información bastante útil. Buscando en los metadatos encontré que el archivo fue creado en un café internet, -¿Cómo lo supe?- porque en la mayoría de cybercafe’s los host de los PC están numerados y concatenado al nombre de su café internet.

 

metadatos del archivo que enviaron los estafadores

 

Teniendo el nombre del cybercafe me puse a buscar en internet y con gran casualidad ese cyber era agente de un banco (Se trata de un programa que le permite al usuario realizar transacciones desde una tiendita). La información incluía, región, ciudad y dirección del lugar.

 

Registro de Banco de la ubicación del cibercafé donde crearon el archivo para estafar

 

 

Encontrando la ubicación cercana de los estafadores

 

Con la dirección del lugar busque en Google Maps para saber en qué parte de la ciudad estaban situados. Encontré que estaban ubicados en una parte de la ciudad con muy mala reputación (zona roja).

 

ubicación del lugar cercado de los estafadores de la bolsa de empleo

 

Ya con la ubicación de donde había sido creado el archivo quería buscar al estafador. En el archivo que envió estaba el supuesto nombre del abogado y un número de identificación (ID), lo busqué en el registro de personas y encontré su nombre completo pero no tenia profesión alguna. Con el nombre completo busque en las redes sociales pero no hallé nada. Para mí este tipo de delincuentes casi siempre utilizan un sobrenombre pero por más que intente buscarlo de esa manera no lo localice.

 

 

Registro de datos de uno de los estafadores

 

El cibercafé se encontraba en una zona roja así que deduje que los estafadores vivían cerca de esa área, preferí no ahondar más porque nunca se sabe con qué tipo de delincuentes se está tratando.

 

El problema es que hay muchas personas que están cayendo en este tipo de estafas en las bolsas de empleo debido al desempleo que ha causado la pandemia que vivimos. Solo en mi caso ya habían solicitudes de 39 usuarios que se habían postulado al supuesto trabajo, e inclusive encontré la misma estafa pero dirigido solo a mujeres.

 

numero de solicitudes a un trabajo fraudulento

 

Qué debo hacer para no ser estafado en las bolsas de trabajo.

 

  • Primero hay que averiguar si la empresa contratista es real. Buscar información en su sitio web si tienen uno, sino, averiguar si la dirección física es correcta.
  • Ser precavido con los requisitos que piden y si el salario se encuentra en el promedio al trabajo solicitado.
  • No poner nunca en el CV información muy personal, como dirección completa, número de identificación, nombres de familia o conocidos, etc. (hasta tener certeza que es real la empresa).
  • No postularte a demasiados puestos de trabajo sin antes leer bien los requisitos y recordar a que empresa se aplicó.
  • Leer las políticas de las bolsas de empleo.
  • Buscar si la bolsa de trabajo cuenta con un contacto o número de soporte técnico por si se presenta una estafa.
  • Buscar si la bolsa de trabajo cuenta con foros de denuncia o chat´s para comunicarse.
  • Consultar con más personas si tienes dudas sobre los requisitos solicitados.
  • Cuando te contacten por emails revisar si aparecen números telefónicos, sitio web, email alternativo y logotipo de la empresa.

 

Esta ha sido mi pequeña anécdota cuando fui estafado en una bolsa de empleo. Espero poner más atención cuando surja otra oportunidad.

 

 

Así fui estafado en una bolsa de empleo web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *